¿Cómo saber si un pagaré es válido?

Un pagaré es un título de crédito que tiene por objeto abonar cierta cantidad de dinero en un plazo de tiempo posterior fijado y por una cantidad de dinero muy concreta.

Los pagarés, por su condición de promesas de pago, son el centro de prácticas ilegales que un tomador debe tener en cuenta a la hora de aceptarlos. Veamos, aquí algunos detalles prácticos que nos ayudarán a certificar la autenticidad de un pagaré:

Datos. Al endosar pagaré, se completa los espacios designados para especificar las características de la operación. Si, una vez examinados todos, son coherentes y plausibles en su totalidad, el pagaré puede considerarse auténtico.


En esa relación de datos debe figurar el enunciado de la palabra ‘pagaré’ en alguna parte del documento; una contabilización de pago en moneda de curso legal expresamente detallada; las fechas del vencimiento, y, en su caso, el lugar del pago; el nombre de la persona o de la entidad tomadora, una fecha de emisión y la firma del librador quien rubrica y se compromete con la operación.

Si la fecha de vencimiento no se ha incluido, se considerará un pagaré a la vista cuando sea entregado. En el caso de que no se contemple lugar de cobro, se considerará el de la emisión del título de crédito.

De la ausencia de algunos de estos requerimientos legales, se podrán motivos para que no se pueda cobrar un pagaré a la vista de sus condiciones.

Choosing The Right Way

Firmas.
Los pagarés garantizan aún más su autenticidad, si en el reverso del documento, en la parte del pagaré en blanco, figuran las firmas de otros avalistas con reconocida y contrastada solvencia.

-Efecto timbrado. Los pagarés han de estar redactados sobre un formato estándar que incluyen un timbre como sucede con los documentos que avalan cualquier documento de carácter jurídico.

Si la letra de cambio no está confeccionada en el formato comentado, en el caso de que la deuda llegue a un tribunal, nunca podrá contabilizarse como un pagaré, sólo como un medio que prueba una deuda. Así, un pagaré emitido en papel formalizado y timbrado tiene garantía de autenticidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *